falta de visión en la organizaciones, seudo-innovación y ausencia de mejora contínua

Serie: Los vicios corporativos y malos hábitos en las empresas

 Corrupción: Alteración o vicio en un libro o escrito. Vicio o abuso introducido en las cosas no materiales. En las organizaciones, especialmente en las públicas, práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores.

 De verdad no entiendo cuando una empresa dice queremos gente innovadora,  O este es el año de la innovación, me suena tan bajo y falso como ser ESR. Hay una diferencia abismal entre trabajar en Honeywell  y cualquier supuesta empresa socialmente responsable.

 La verdad es que las empresas no quieren creativos, no quieren personas que les vengan a decir como hacer las cosas “nadie nos va a enseñar, la empresa tiene mas de cincuenta años y siempre lo hemos hecho así”, hay una resistencia natural al cambio, las empresas mexicanas sufren del síndrome de Procusto, (hay que ajustarse a la medida, aunque en algunos casos implique ponerse por debajo de las capacidades personales, para no disminuir a otros en la vieja cultura de : si tu lo haces bien alguien queda mal), estamos años de retraso de las empresas japonesas o koreanas que tienen una claridad en su conciencia de que solo están de paso, pero que es su responsabilidad tomar las cosas donde están y entregarle un entorno mejorado a las generaciones que vienen.

 No, claro que no, los patrones aquí en México solo ven a través de su cuenta de banco:

 – Patrón vamos a remodelar

 – ah si? y cuanto mas voy a ganar con eso?

El patrón no entiende que lo mas valioso son las personas, que la empresa esta formada de empleados, no de máquinas o edificios, imposible explicarle al patrón cuanto va a mejorar la productividad en un ambiente de trabajo agradable y ordenado, que el beneficio mayor es el sentido de pertenencia, que los empleados vean la oficina como su propia casa, que son tomados en cuenta y que le van a dar la mejor silla del mundo (literal) con tal de que le siga echando ganas, el patrón dira: la silla funciona? Tonces pa’ que la cambias!

 La innovación es bienvenida siempre y cuando sea de acuerdo a lo que dice el jefe, en la vieja escuela siempre existe la amenaza de que el subalterno cause una mejor impresión que el jefe y eso es inaceptable en la estructura jerárquica, nadie contradice al tlatoani.

Los hábitos corporativos siempre ganan. Recuerdo que en mi etapa idealista  en mi anterior trabajo me dí cuenta de que el área vecina con la que compartía resultados de ventas no vendía absolutamente nada. Si yo hubiera sido de la vieja escuela me hubiera regodeado en su fracaso, pues yo era el gerente estrella, había echo polvo todos los records de ventas de la compañía, el mejor año, el proyecto mas grande vendido, etc (mas no el mejor gerente, porque no había nada que hacer contra la evaluación 360, aún cuando había llevado a la compañía al siguiente nivel, cosa que no había echo ningún gerente antes en los 50 años, en esa evaluación yo solo era un gerente promedio)  por el contario al ser meta compartida mi interés orientado totalmente a la estrategia del negocio era aumentar las ventas, y entre dos departamentos podríamos haber destrozado mis records anteriores, ante la falta de efectividad de mi compañera le traspasé a uno de mis colaboradores clave, una persona que yo traje al área, que capacité y forme  con las bases metodológicas de la administración de proyectos, para mi sorpresa el resultado fue contraproducente, en lugar de adoptar los nuevos procedimientos implementados, volvieron a las viejas prácticas, hábitos e ideas del tipo: si tu lo haces bien nos haces ver mal a los demás, cambiar significa que lo que se hizo antes estaba mal, poner al equipo en mi contra, radio pasillo de desprestigio para boicotear mi trabajo, como si se tratara de una guerra de orgullos donde no hay colaboración, para la gente de la vieja escuela reconocer que alguien hace mejor el trabajo  es imposible, para los seguidores de la mejora continua la actitud es: enséñame. Esta por demás decir que esa área sigue sin vender un centavo, cuando yo renuncié mi equipo tenía cierta formación en administración de proyectos, utilizaban léxico como matriz de responsabilidades, WBS, análisis de riesgos, cash flow, etc con tristeza supongo que los hábitos corporativos tenderán a las antiguas prácticas y mi legado será borrado como arena por las olas del mar.

El cambio cultural que no es promovido y respaldado por los mas altos niveles, está condenado al fracaso, lo dejó aquí para aborar en el siguiente post cuales son los errores principales de liderazgo en una organización.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s