Los principales problemas de las PyMes

pymesLa mortandad de las pequeñas y medianas empresas

(PyMes) en nuestro país presenta cifras
preocupantes. Según datos de una encuesta llevada
a cabo en 2012, de cada 10 empresas, 8 alcanzan
los 5 años de vida y de las que sobreviven su
primer lustro, solamente el 10% logran permanecer
operando 10 años. Lo anterior resulta en que
solamente 2 de cada 100 nuevas PyMes pueden
mantenerse en el mercado más de una década.

¿Se puede usted imaginar el valor que representa
todo el patrimonio invertido en esas 98 empresas
que se quedan en el camino? Enorme, sin duda.
Basta listar los diferentes tipos de recursos
involucrados en el emprendimiento de un proyecto
empresarial. No solamente se trata de los recursos
económicos que se requieren para establecer
físicamente la firma, sino de las horas de trabajo
invertidas, el conocimiento puesto en práctica,
los planes personales y familiares que debieron
posponerse o adecuarse, los puestos de trabajo que
se generan para luego desaparecer, etc.

Y la importancia que revisten las PyMes en nuestra
economía no es poca ya que, de acuerdo con el
último Censo Económico, el número de PyMes
ascendió a cerca de 5.1 millones de empresas. Tan
sólo las microempresas suman 4.9 millones de
establecimientos, que dan empleo a 11.6 millones
de personas. En términos relativos, las PYMES
representan el 99.8% del total de empresas en
México, que generan el 73.8% del empleo.

pyme

Recientemente participé en la publicación del
libro Guía Financiera para PyMes: Análisis,
Diagnóstico y Soluciones, donde, entre otros
temas, se plasma la opinión de empresarios,
funcionarios públicos, catedráticos y miembros de
diferentes asociaciones, todos expertos en el tema
de PyMes, respecto a los principales problemas que
enfrenta este grupo de empresas en nuestro país,
que pueden considerarse causas de su elevada
mortandad. Entre los principales problemas se
destacan los que a continuación comparto con
usted.

Un factor que resulta en falta de éxito de un
negocio es el caso de los empresarios que inician
al revés, es decir, ponen el negocio con base en
lo que saben o les gusta hacer, sin estudiar si
ese producto o servicio cubrirá una necesidad del
mercado, por ello algunas veces termina ganando el
distribuidor, el que detectó la necesidad de
mercado, en lugar del productor. Es decir, un
elemento importante para que un negocio tenga
éxito es identificar el nicho de mercado al que va
a atender. Más aún, encontrar el diferenciador que
hará que los futuros clientes elijan nuestro
servicio o producto frente al de los competidores.

Otro problema, que algunos de los expertos
consideran es el principal problema de las PyMes,
es la falta de conocimiento de negocios. En ese
sentido, hay personas que se vuelven empresarios,
porque no les queda otra opción, porque los
despidieron del trabajo y no han logrado encontrar
otro. En este contexto, surge la relevancia del
plan de negocios, mediante el cual se analizan los
determinantes de los ingresos y gastos, y de esta
manera, se detectan los factores que explican el
éxito o fracaso del negocio. Mediante el plan de
negocios se identifica el tamaño del mercado, los
posibles competidores y proveedores. Se
pronostican ingresos y costos. Con base en el plan
de negocios se puede determinar claramente si el
proyecto es rentable y bajo cuáles condiciones.

Otro de los problemas en el arranque de los
negocios, es que las PyMes se enfocan en que
necesitan dinero, y se muestran renuentes a pagar
asesoría y dedicar su tiempo a recibir
capacitación. Por ello, en el caso de algunos
apoyos gubernamentales, la capacitación se da
condicional al otorgamiento del apoyo. Conozco
casos, algunos en los que he tenido la fortuna de
participar, donde una asesoría a tiempo provoca
ahorros de cientos de miles de pesos. Y el
invertir en una asesoría que por cada peso me
ahorrará diez, también es una inversión rentable
similar a comprar una maquinaria que producirá
cajas o envases para venderlos, por poner un
ejemplo.

Finalmente, le comparto una cifra interesante
reportada el año pasado a partir de una encuesta
de la firma Salles Sainz Grant Thornton: el 80% de
las PyMes que “mueren” en México lo hacen debido a
una mala gestión financiera. Aunque se reconoce
que la escasez de capital es un problema
importante, es la mala administración de los
recursos (la gestión financiera) lo que obliga a
la empresa a cerrar debido a la falta de registros
que no permiten determinar a tiempo los
descontroles financieros y operativos en la firma
y llevar a cabo medidas correctivas o preventivas,
las malas inversiones (no hay análisis de la
rentabilidad de los proyectos que se llevan a
cabo), la falta de planeación y la falta de
capacitación de los administradores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s