Necesitamos mas poder de fuego

Hay unas guerra y la estamos perdiendo, según los relatos del Presidente Municipal del García, al enfrentarse con un comando armado de cuarenta hombres armados y quince camionetas, el con una unidad de guarda espaldas con entrenamiento militar y tres vehículos, uno blindado que quedo muy dañado.

No es de extrañarse el gran poder paramilitar del narcotráfico si se considera el presupuesto como índice para medir la capacidad de fuego, el narcotráfico se ubica mundialmente en noveno lugar, con mas presupuesto para armas que el ejército mexicano; en seis veces.

Por estas razones en esta ocasión quiero abordar dos temas, uno, la fuerza paramilitar que representa el narcotráfico, y dos, la valiente lucha de Jaime Rodriguez contra el narco en su municipio que lo hace ver como David y Goliat, pues no está cobijado bajo ninguna protección, ni federal ni del ejercito, ni de algún grupo contra zetas.

Datos presentados por la CIA,  dicen que el presupuesto de Estados Unidos (515)  para fines bélicos es de unas diez veces mayor a su competidor mas cercano Francia(61 mil mdd), que a  su vez es seguido muy de cerca por China (69 mil mdd), Reino Unido (53 mil mdd), Alemania (45 mil mdd), Japón (44 mil mdd), Rusia (43 mil mdd), Italia (40 mil mdd), India (32 mil mdd) y Arabia Saudita (31 mil mdd). México se ubica en el lugar 26 con un presupuesto de 6 mil mdd.

La información presentada por la noticia que se muestra en la liga siguiente, dice que bajo este criterio, y a partir de la cantidad de dinero que genera solo  Estados Unidos y recibe el narcotráfico, podría ubicarse mundialmente como fuerza militar número nueve en el mundo, superando en seis veces al ejército mexicano,  además de que no me queda duda de que tienen una red de inteligencia montada y funcional que llega a todos los niveles, desde halcones en taxis y motocicletas, informantes en las policías, grupos de choque y vigilancia armados que hacen rondines, ayudantes, narcos encubiertos de policías que montan retenes y brindan protección abren rutas, informan de quien entra y sale del pueblo. Dos ejemplos claros son un grupo de individuos en la calle, se acerca una camioneta y toso corren gritando “que se ofrece” siempre dispuestos a poco trabajo y mucho dinero, a cambio de quedarse callado, mas vale eso que trabajar 50 hrs por un salario miserable, el otro ejemplo es las patrullas que solo detienen para preguntar a cualquier conductor ajeno al barrio: quien eres, de donde vienes, que asunto, donde vives, porque estas “ahí” y nunca importa si está en orden los papeles de las camionetas, o vigentes las licencias, p ues piden la credencial de elector, que abuso de autoridad.

Narco mexicano, en el top 10 de fuerzas armadas del mundo: EU
http://www.animalpolitico.com/2011/03/narco-mexicano-en-el-top-10-de-fuerzas-armadas-del-mundo-eu/

Por otro lado esta Jaime Rodriguez, tuve oportunidad de conocerlo en algún proyecto, donde el era la persona incomoda encargada de las tareas difíciles, algún día que no me comprometa contaré todas las irregularidades que ví, en ese entonces me lo imaginé como un Mauricio Garzez mas conectado con su vanidad – por su cadenas de oro-  que con las necesidades de la gente de García, pero en su primer atentado me dejó sorprendido y conflictuado con mis ideas iniciales, hoy, lo veo como un gran líder arriesgando a su familia y sus intereses por las causas sociales (que pensará o sentirá de llevar a sus hijos cada día a la escuela).

Lo que ha hecho y dicho es impresionante, mas allá de la ficción, metido en una guerra que no era sua, pero que ahora dice: pueden matarme pero no pueden tomar la ciudad… simplemente impresionante, a el mi dinero mi apoyo mi voto. Sin mas redondeo y para su reflexión les dejo las notas del norte en los comentarios para que ustedes mismos juzguen. Cuarenta sicarios en mas de quince camionetas, no tiene nombre.

4 thoughts on “Necesitamos mas poder de fuego

  1. salva a alcalde estrategia militar
    La decisión del Alcalde Jaime Rodríguez Calderón de contar en el municipio de García con elementos formados en el Ejército y conocedores de las estrategias militares le salvó ayer la vida.

    El Edil priista salió ileso de un atentado cometido en su contra por un comando de cinco sicarios, de los que tres murieron y dos resultaron heridos cuando sus escoltas, cuatro ex soldados, repelieron la agresión.

    Uno de los pistoleros abatidos era un ex policía municipal dado de baja el 26 de julio del año pasado por pérdida de confianza, según confirmaron anoche fuentes oficiales.

    Horas antes de la agresión de ayer, reportada alrededor del mediodía, Rodríguez había atribuido a ex policías de García un ataque ocurrido durante la madrugada contra uniformados de la corporación municipal e, incluso, anunció que difundiría fotografías de los sospechosos.

    El atentado contra el Edil tuvo lugar en la Avenida Lincoln, en dirección a Monterrey, cuando viajaba con su chofer a bordo de una camioneta Cheyenne blindada que le presta un amigo personal para su seguridad.

    Detrás de Rodríguez iba una camioneta Durango con cuatro ex militares que el Alcalde reclutó como escoltas el año pasado.

    A la altura del Libramiento Noroeste, relató el Alcalde, fueron interceptados por los pistoleros, quienes portaban armas largas y viajaban en una camioneta Audi Q7 con reporte de robo y placas colgadas.

    Rodríguez explicó que los sicarios comenzaron a disparar contra la pick up, por lo que los escoltas intervinieron abriendo fuego.

    Entonces, el Alcalde ordenó a su chofer interponer la camioneta blindada entre el vehículo de los sicarios y el de los escoltas para que éstos pudieran responder al ataque.

    “Tomé la decisión de protegerlos porque traigo vehículo blindado”, dijo Rodríguez.

    “Tuve la intención de echarle la camioneta encima a quienes le estaban disparando a los escoltas. El chofer que anda conmigo se puso entre unos y otros, y les sirvió de protección.

    “Fue una decisión, a lo mejor, por la adrenalina, pero le dije a mi chofer: ‘Nos vamos todos juntos, vivos, o nos quedamos todos juntos aquí”, narró el Alcalde.

    A la altura de la calle Jardines de las Lomas, que es el acceso a la Colonia Las Lomas, los pistoleros bajaron corriendo de su camioneta mientras eran atacados a balazos por los escoltas.

    Tres de los delincuentes quedaron muertos en distintos puntos del área.

    Los otros dos, un hombre y una mujer, lograron llegar a un canal de desagüe que se convierte en drenaje pluvial y se introdujeron ahí intentando escapar.

    Luego de que el Alcalde reportó el ataque, al lugar arribó el grupo de reacción de García para reforzar su seguridad, y posteriormente llegaron soldados, policías estatales, federales y agentes ministeriales.

    Rodríguez bajó entonces de su camioneta y habló con los militares, a quienes les dijo que los dos pistoleros que huyeron estaban en la alcantarilla.

    Ambos fueron localizados en ese punto y detenidos.

    La mujer fue llevada lesionada al Hospital Universitario, mientras que el hombre fue trasladado por los militares.

    En el vehículo de los sicarios, con placas SHF8409, se encontraron seis armas largas: cuatro AR-15 y dos AK-47, así como diversos cargadores y múltiples cartuchos que fueron decomisados.

    Una séptima arma, una AR-15, quedó junto al cuerpo de un pistolero identificado como Norberto Cortés de León.

    Otro de los sicarios abatidos no había sido identificado hasta anoche, mientras que trascendió que el tercero sería Fernando Téllez Rodríguez, el ex policía.

    El 5 de noviembre del 2009, a sólo cinco días de haber iniciado la gestión de Rodríguez, el General Brigadier Juan Arturo Esparza García, Secretario de Seguridad municipal, fue ejecutado junto a sus cuatro escoltas por un comando de unos 30 sicarios que acababa de amenazar al Alcalde.

    Además, en junio del 2010, otro comando atacó a los guardaespaldas del nuevo Secretario, el también General Brigadier Manuel Martínez Olivares, con saldo de un oficial herido.

  2. Acechan a Alcalde: libra nuevo ataque
    Con dos atentados en 32 días, el crimen organizado parece tener en la mira al Alcalde de García.

    Tras sobrevivir a un ataque el pasado 25 de febrero, Jaime Rodríguez Calderón libró ayer las balas de otro comando, en una emboscada en la que falleció uno de sus guardaespaldas y cinco más resultaron lesionados.

    El ataque de ayer fue reportado poco después de las 18:30 horas, sobre la Avenida Lincoln, a la altura de la Colonia Villas de Alcalli, en García, y duró aproximadamente 20 minutos.

    El Alcalde priista y sus ocho guardaespaldas acababan de salir en tres vehículos de la Colonia Valle de Lincoln, a donde había ido el munícipe a inspeccionar la obra de un deportivo.

    De acuerdo con Rodríguez, cuando salieron a la avenida fueron emboscados por unos 40 hombres armados que iban a bordo de entre 15 y 20 camionetas de lujo.

    “Nos rafaguearon de manera criminal”, expresó, asegurando que los atacaron desde diferentes puntos.

    “Repelimos el ataque. Estuvimos confrontando buen rato por ambos lados”, agregó. “Yo puse la camioneta (blindada) para cubrirlos de un lado.

    Obviamente yo tenía que hacerlo.

    “Nos estuvieron tirando a dos fuegos. Creo que nuestros escoltas tumbaron varios (sicarios) que lograron levantarse, y se los llevaron sus mismos compañeros”.

    Igual que en el atentado del mes pasado, la camioneta Cheyenne equipada con blindaje 5 que transporta a Rodríguez aguantó nuevamente las ráfagas de rifles AK 47 y AR 15.

    Asimismo, la camioneta Durango color gris y la Ram 2500 blanca donde viajaban los escoltas también resistieron los disparos, gracias a que después del atentado de febrero fueron equipadas con blindaje estratégico.

    Los escoltas que viajaban en la Ram 2500 pickup perdieron el control del vehículo y se estrellaron contra un poste de concreto de la CFE al salirse de la carpeta asfáltica.

    Quince metros más adelante, por el carril izquierdo de la avenida, quedó con una llanta dañada la camioneta Durango.

    En la parrilla de la Durango y frente a ésta quedó una gran mancha de sangre, al parecer, de los escoltas heridos.

    Ahí también quedaron regados seis cargadores para AR-15 y decenas de casquillos.

    Una camioneta Ford Lobo blanca, doble cabina y con placas de Texas, usada por los sicarios, fue ubicada sobre Lincoln a la altura de la Colonia Del Parque, a 1 kilómetro del lugar del ataque.

    Para poder repeler la agresión, los escoltas se bajaron de sus unidades y así pudieron contraatacar a los delincuentes, quienes huyeron.

    El Alcalde llevó en su camioneta blindada a los dos escoltas más graves a la Cruz Verde Delegación García, mientras que el Secretario de Seguridad, General Manuel Martínez Olivares, se llevó a los otros cuatro lesionados a la casa de Rodríguez.

    De la Cruz Verde, los dos escoltas graves fueron trasladados al Hospital Universitario, donde Agustín Sánchez Matías, militar de unos 21 años, murió al ingresar.

    La emboscada, según el Alcalde, duró cerca de 20 minutos.

    Otros dos escoltas, el Alcalde y su chofer resultaron ilesos.

    Además de los ataques al Alcalde, García fue escenario, el 5 de noviembre del 2009, de la ejecución del entonces Secretario de Seguridad del municipio, General Brigadier Juan Arturo Esparza, a cinco días de haber iniciado la Administración.

    Anoche, tras el segundo ataque en su contra, Rodríguez exigió más armas largas para su municipio y erradicar en definitiva a los taxistas pirata, a quienes atribuyó actuar de “halcones” y dar su ubicación a los sicarios.

    Especuló que el ataque pudo deberse a que la Policía municipal detuvo por la mañana a gente que vendía drogas en escuelas.

    Rodríguez señaló que nada lo amedrentará para seguir realizando su trabajo.

    “No podemos dejar que nos ganen”, expresó. “Yo me voy a quedar ahí, donde siempre, voy a seguir trabajando normalmente”.

    Anoche, la casa del Alcalde fue resguardada por el Ejército, mientras que el municipio prácticamente fue blindado por estatales, federales y militares.

    Hasta los primeros minutos de hoy no se habían reportado detenidos por la emboscada.

  3. Exhorta a policías a no ceder al narco
    El Alcalde de García, Jaime Rodríguez Calderón, exhortó hoy a los policías de la corporación municipal a no ceder ante la delincuencia organizada que opera en el municipio.

    Al convivir con los elementos en un festejo por el Día del Policía, que tuvo que posponerse ayer por el atentado que sufrió, el Edil priista dijo tener información de que hay elementos presionados y les ofreció apoyo para que puedan resistir los ofrecimientos de los grupos criminales.

    “Yo sé que muchos de ustedes están presionados por la delincuencia organizada, lo sé, y sé que muchos de ustedes van a reflexionar, y quisiera que cambiaran su actitud y que no se dejen llevar por la tentación, no vale la pena, en esos vehículos (asegurados) tanto en la acción de ayer como en la anterior encontramos elementos que nos permiten saber quién y cuántos son, no se metan ustedes en eso”, expresó.

    “Ustedes han dado muestra de que sí quieren hacer las cosas, pero hay algunos, y lo dejo así al aire, a los que tengo que preguntarles quién se quiere quedar, quién se quiere ir, porque yo no puedo permitir que ninguno de ustedes traicione la Ciudad, ninguno de ustedes, que ninguno de ustedes se atreva ni siquiera a pensar que tienen derecho de agarrarle un peso mal habido a nadie, su salario lo paga el pueblo, su empleo es sagrado y tenemos que cuidarlo”.

    Rodríguez resaltó ante sus policías que uno de los sicarios que lo atacaron ayer y que fue abatido por sus escoltas era un ex uniformado que hasta julio del año pasado trabajaba en la corporación.

    También mencionó al ex oficial Francisco Javier Díaz Salinas, alias “El Chipiturco”, como uno de los responsables de los ataques recientes contra la Policía municipal y pidió a los uniformados tener el valor de señalar dónde pueden encontrarlo para que pueda ser capturado.

    “¿Ustedes saben dónde está?, ¡hay que agarrarlo!, ¿o no tenemos valor de hacerlo? ¿o voy yo por él?, yo voy con ustedes, díganme dónde está, ¿quién tiene valor?”, exhortó Rodríguez.

    Ofreció que los uniformados que decidan hacer su trabajo en forma correcta tendrán incentivos y remuneraciones adecuadas, siempre y cuando demuestren con su trabajo estar comprometidos con el Municipio.

    En su mensaje, el Edil sostuvo que con el atentado de ayer superó el miedo que sentía ante los riesgos que implica el cargo y aseguró que a partir de hoy redoblará sus esfuerzos para buscar que García se un Municipio seguro para sus habitantes y no esté bajo el control de la delincuencia organizada.

    “Hay gentes que me dicen: ‘Ingeniero, no vaya a tal o cual lugar, lo van a matar’, y yo les digo: ‘pues ni modo, hay que ir'”, expresó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s