Presidente Municipal asesinado: Santiago N.L.

 La noticia ha sido largamente comentada en los medios, por tratarse de uno de los municipios aledaños a la mancha urbana de Monterrey, al parecer, sucederá lo que sucede cuando los medios se involucran y difunden la noticia: Se encuentran culpables. Mi primer sentimiento fué que bueno que le esta sucediendo a la clase política, después escuché cosas buenas del alcalde, que era un hombre de familia, etc, para mi, estar en la política en estos tiempos es tener sucias las manos, tal como el huracán Alex, el agua esta superando los niveles proyectados y esperados, se dejó crecer demasiado el poder de estos grupos de delincuencia organizada y ahí están las consecuencias, yo me regodeo de poder decir se los dije -con respecto a las narco quintas-, es bien sabido que estos grupos se esconden en esa área, que tienen secuestradas quintas y ranchos, y que nadie dice nada, en la nota de el norte -Caen 6 agentes por crimen de Edelmiro-,en los comentarios de la gente – mas de 400-   se encuentra un claro ejemplo de que todos sabemos esto, y para mi es lo mas interesante del asunto. 

En los comentarios podemos ver lo siguiente, primero que la gente no cree en los medios, lo primero que pensé fue es un teatro, chivos expiatorios, y unos doscientos comentarios proyectan que muchas personas piensan igual, me da gusto que exista gente que cuestione lo que lee, lo segundo, que solo sucede con la clase política o protegida, para ellos si hay culpables, para todos los demás estaban metidos o fue un crimen pasional. Tercero, toda la información extra que se declara en los comentarios, grupos paramilitares; ubicaciones de casas de seguridad; policías halcones identificados; etc. de verdad que si las agencias de investigación solo leyeran los comentarios tendría suficiente tela de donde cortar. 

Ahí es donde te enteras de las cosas que si suceden, y que los medios al menos permiten que se publiquen anónimamente, desde la opinión de Montserrat Olivier de limpiar Monterrey por la fuerza, y que le robaron la camioneta, hasta que el Smart de Santiago no pudo abrir por las extorciones. Si se confirma que negocios de este tamaño no pueden operar, será un grave retroceso a la inversión en la zona con consecuencias catastróficas en los empleos y los negocios; ya esta sucediendo, todo mundo tiene amigos conocidos secuestrados, extorsionados, asesinados. 

No pude dar con la fuente de este comentario publicado, lo transcribo porque me parece muy real su opinión, una buena descripción del mexicano, somos apáticos con la desgracia ajena, indiferentes, no nos sabemos parte del problema, preferimos callar por miedo, por cobardía, disfrazada de proteger a nuestros seres queridos, los que son estudiados no son iguales a la chusma que actúa así, a los que agarran será porque seguramente andaban metidos, nos enojamos y nos desahogamos en un blog pero no hacemos nada. Lo triste es que si le pasan cosas malas a la gente buena, razón por la que todos deberíamos estar indignados, unidos y luchando por defendernos a nosotros mismos, y no solo esperando que nos toque. pero es bien sabido que en México solo cambian las cosas cuando afectas a la gente poderosa, o cuando hay un interés político, al menos en Estados Unidos el orden de las cosas obedecen a un beneficio socioeconómico (que ha llevado a su gran desarrollo). Ni aquí ni allá se trata de beneficiar al pueblo, a la sociedad.—————————————————————————

 COMENTARIO PUBLICADO EN EL NORTE POR

Regio Preocupado
Santiago
20 de Agosto del 2010
Ayer por la tarde, decidimos salir después de nuestro trabajo a una rodada tranquila en bicicleta al sur de Monterrey con rumbo a Santiago, NL. Te escribo este mensaje, primero porque sentí coraje e impotencia y después, la necesidad de publicar el punto de reunión de estos pillos – malvivientes, pránganas que tienen a esta comunidad atemorizada.
Un poco antes de las 20:00 horas, pasamos un grupo de amigos y yo por el antiguo camino a Santiago, cuando vimos a los “presuntos” – no sé qué llamarlos, abordando sus vehículos – principalmente Chevrolet Malibu (esos que usan los ministeriales), con vidrios obscuros, sin matrícula, camionetas pick-up en iguales condiciones – todos estos panzones con capuchas o listos para encapucharse – porque los vi, al paso de la bicicleta de 10 a 12 km/hr.
Después de sentir un profundo arrepentimiento al recordar la conversación una noche antes en la que mi esposa discute y me dice: “¡Y tu! ¡Ten cuidado cuando sales en la bicicleta a los ranchos y pistas – que no te pasa nada y no sé qué más!” – yo contestándole – “No puede ser, yo no me atemorizo ante esto y además, por pura probabilidad dudo que me tope con estos imb3ciles…” decidí que debía reportar este hecho, aunque puede ser irrelevante. Todo lo anterior, pasó por mi mente en menos de 5 segundos, cuando decidí apretar el paso de la bicicleta y salir del paso de estos jijos de poca mad%&$#” y así poder evitar un incidente. Claro, pensé en mi y mi familia y todas estas historias, relatos, chismes, comentarios del amigo del amigo, de aquel conocido que fue secuestrado, etc., para que eventualmente se me secara la lengua, apretara el paso de la bicicleta y buscar un lugar seguro para esconderme – después de todo, no debo y no me gustaría estar en la decisión de otro – que te aseguro, no tiene el mismo nivel de educación que me brindaron mis padres.
En fin, en nuestro grupo – que decidimos de última hora salir a un paseo de 15 a 20 kms, no topamos con estos personajes – uno de mis cuates, decidió traerse a su hijo de apenas 11 años de edad – obvio, que el niño no puede pedalear tan rápido como su padre y menos como los amigos de su padre. Yo dejé a más de la mitad del grupo detrás y pensé egoistamente en mi, pensé en mi familia y pensé lo peor – que estos drogadictos nada les cuesta un par de pelados más o menos en su lista de “casualidades”. Pensé en mis dos hermosas hijas, en los comentarios de mi esposa que sigue siendo mi mejor amiga – pensé en las cosas que aun tengo que hacer antes de morir – pero dejé a mis amigos atrás, instintivamente.
Quizá no sea una persona que para estos idi0tas, valga la pena gastar unos cuantos gramos de plomo, pero si pensé en que no me quedaré callado ante una situación similar. Hago un reclamo abierto, hago una solicitud, hago que lo que cualquier persona con un poco de cabeza pueda hacer, una publicación. Estos tipos estaban reunidos, listos para su rondín, anexé la fotografía que saqué del Google Earth para que se evidencíe las coordenadas – ¡Está a menos de 1Km de la escuela de mis HIJAS! ¡MÁS ENOJADO ME ENCUENTRO! ¡NO PUEDO HACER NADA! – estos peladetes se la pasan al sur de Monterrey, entre la zona conocida como Los Cristales y más adelante, cuando llamé a uno de mis amigos, me reportó que vió a una caravana de 10 a 13 carros bajando por la zona del Barro, que gustosamente anexé en otra fotografía.
Estos son los lugares donde estos jijos de su pin… mad&%$#”, rodean, extorsionan, trafican, pasean, venden, cobran, rompen, comen, aterrorizan, atacan, sopletean, amagan – ya que estas zonas, son humildes en muchos de los sectores que han quedado entre los grandes desarrollos inmobiliarios que hacen de la zona sur de Monterrey, atractiva para ricos y millonarios. Tienen lo mejor de los mundos, calles, callejones, avenidas poco transitadas, caminos que se han convertido en carreteras, terracería, vados, arroyos y rios que en su alrededor, sus pobladores son humildes, sin medios de comunicación efectiva, índice educativo por debajo de secundaria, gente trabajadora, de oficio – con mucha familia, con poco alcance – es en estas zonas – donde florecen estos desgraciados. Después salen, organizados – en caravana, para poder ir a cobrar, vender, robar, extorsionar, secuestrar o quizá atacar a algún alcalde, o aquel integrante que no se les quizo unir.
Recurro a este espacio, para hacer este comentario – no sé si ayuda, no sé si sirva, no sé si realmente lo leas – o si sea filtrado por sus colaboradores, la idea que pasó por mi mente inmediatamente después de que vi a este grupo, fue poner un par de líneas en el Twitter para mis seguidores. Nadie ha respondido – creo que no fue exitoso mi mensaje o al menos, no fue lo suficientemente amarillista o alarmante. Estamos consternados al punto que pensé ayer, abandonar el país. Espero que el Gobierno Federal continue con este objetivo, que limpien y ejecuten a estos idi0tas – de preferencia públicamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s