La pseudoindependencia latinoamericana

http://www.bbc.co.uk/mundo/participe/2009/05/090521_participe_vladimir_lectores_am.shtml

¿Qué significó la independencia para los pueblos latinoamericanos? ¿Qué se logró realmente?

Esta nota está dedicada a los lectores de BBC Mundo, que aceptaron con fervor la invitación del periodista Vladimir Hernández de reflexionar sobre el verdadero significado de los movimientos de emancipación en América Latina. Muchos lectores acompañan el viaje de nuestro colega a lo que se considera la cuna de los movimientos de emancipación en la región. Fue en Chuquisaca, como se denominaba a la actual Sucre, que se habría producido el primer “grito de independencia” el 25 de mayo de 1809.
Y decimos “habría”, porque las celebraciones sucrenses son motivo de acérrimas disputas. “He notado que faltan las referencias al famoso cabildo de Buenos Aires”, escribe Victor Acosta desde Australia. “En Ecuador siempre nos han inculcado que Quito es la luz de América por iniciar los gritos independentistas”, afirma Nelson Silva de Quito, Ecuador. “El 4 de noviembre de 1780 Tupac Amaru lideró la insurrección en Tinta”, nos dice Ángel Huanco desde Madrid.

Pero lo que más importa a muchos lectores es, en las palabras de Ramiro Rivero de Cochabamba, Bolivia, no “el dónde y el cuándo”, sino que el proceso de independencia en América Latina “ni es completo ni es ejemplar” ya que “todavía no asumimos lo que somos”.

¿Qué progreso se obtuvo? ¿Quiénes se “emanciparon” realmente?

Un yugo traspasado

“La historia demuestra que el proceso iniciado hace 200 años logró una pseudoindependencia”, afirma Rodrigo Sánchez desde San Petersburgo, en Florida, Estados Unidos.

La opinión es compartida por otros lectores. “El fin del virreinato en el Perú y su independencia no trajo mayores beneficios a su población indígena y a los esclavos negros, como debería haber sucedido, porque fue hecha por los ciollos, estos hijos de españoles nacidos en América, para su conveniencia, repartiéndose las propiedades de los expulsados. Pero no hicieron nada por la población mayoritaria”, señala Carlos, de Lima.

Es preciso ver los movimientos de independencia y las luchas posteriores sin la distorsión de imprecisiones y fervores heroicos, de acuerdo a algunos lectores. “Para nosotros la independencia de la metrópoli no trajo más que caos y desastres, pues después tuvimos revueltas militares promovidas por el señor Poinset, embajador de Estados Unidos en México, para robarnos los territorios del norte”, escribe José Antonio Mora, desde Chihuahua, México.

Más allá del papel de los criollos en los diferentes procesos de emancipación o en las luchas posteriores, lo que varios lectores expresan es la visión de que aún queda mucho por hacer para concretar los ideales de una verdadera libertad a nivel de pueblo.

David, desde Barcelona, asegura, por ejemplo, “¿De qué se ha independizado México? Sigue esclavizado a una profunda ignorancia y al temor por la violencia y el abuso de criminales y autoridades policiales. No puede ser libre un país donde la corrupción es un látigo que empobrece y mantiene inmovilizada a toda su sociedad”.

Los que aún luchan

Quienes menos se han beneficiado del proceso de emancipación han sido los indígenas, de acuerdo a lectores como Efraín Muruchi, quien nos escribe desde Virginia, Estados Unidos: “Como indígena que soy de Bolivia, me eriza la piel cuando recuerdo la discriminación que hicieron el 24 de mayo del 2008 en Sucre, apoyada por la gente más pudiente o por aquellos conservadores de gobiernos anteriores. Ojalá se termine ese odio que traen contra gente inocente”.

Álvaro desde Valencia, España, señala: “Los indígenas pueden decir lo que quieran, pero no deberían sentirse incluidos en esas independencias de España, puesto que su situación empeoró”.

Y varios lectores invitan al periodista de la BBC a llegar hasta Puerto Rico, “el único que no ha obtenido su independencia en Latinoamérica. Desde 1898 es la última colonia de Estados Unidos. A su regreso de Bolivia podría hacer escala aquí para observar la colonia más antigua del mundo”, afirma Roberto Pérez, de San Juan, Puerto Rico.

La verdadera libertad

“En la década de los 60 se registró la independencia masiva de los países africanos, la euforia era incontenible, pero los escépticos, entre los cuales me cuento, sabían muy bien que las promesas terminarían en nada. En Latinomérica, el fenómeno se registró 150 años antes y los resultados no fueron mejores”, concluye Sergio Linares, de San José, Costa Rica.

“Largo tiempo el peruano oprimido, la ominosa cadena arrastró.
Condenado a una cruel servidumbre, largo tiempo en silencio gimió”.

Las primeras líneas del Himno Nacional de Perú son recordadas por Javier Cheang, de Veracruz en México.

Y la gran pregunta que surge de los mensajes de los lectores, es una muy pragmática, que recuerda a lo que el premio Nobel de economía, Amartya Sen, llama “capacidades”. No basta tener un derecho en el papel. ¿Existen las condiciones para que el ciudadano pueda ejercer ese derecho?
Más de 180 millones de latinoamericanos viven en la pobreza, según el informe publicado en diciembre de 2008 por la CEPAL. Más allá de los gritos de independencia, del fervor de los actos y los discursos, lo que más parece importar a los lectores es que se responda al “gemido silencioso” de quienes aún no viven la libertad verdadera del acceso a la salud, la educación y las oportunidades para realizar su esencia.

One thought on “La pseudoindependencia latinoamericana

  1. Calderón un gran Presidente??
    Puedo decir muchas cosas de la nota, pero me referiré a una sola:
    Hace casi once años, vi como dicen aquí la luz al final del túnel, una esperanza de que todo fuera diferente, y hace casi cinco años me dije: No han tenido el tiempo suficiente, hoy para desgracia mía y de todos los mexicanos, me doy cuenta de que tristemente me equivoqué, VOTE POR EL PAN Y POR FELIPILLO Y LO REPITO ME EQUIVOQUÉ.
    No creo que FECAL, se perfile a ser el mejor presidente que haya tenido México, CUANDO EL NUMERO DE POBRES HA AUMENTADO CASI 10 MILLONES BAJO SU GOBIERNO. (Cifras del banco mundial) cuando el 51% de la población de mi amado país es pobre.
    Si fuera el mejor presidente de la historia las cifras serían otras, pues el presidente debe gobernar para la mayoría y no solo para unos cuantos.
    Cuando hace negocios con españoles importándole poco la población que lo eligió.
    En fin espero, solo que llegué 2012, para cambiar de nuevo y a ver si esos no me salen tan malos como Calderón, perdón quise decir pésimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s